Con Tinta Negra

¿Qué será de Beyoncé después de no ganar el Grammy a Mejor disco del año?

Una vez hemos pasado la resaca de la 59 edición de los premios Grammy, nos hemos puesto a pensar si realmente Adele y Beyoncé son comparables. Una pregunta que muchos se hacen después de que la londinense se llevase el galardón de la Academia a Mejor disco del año con su álbum 25. Han corrido ríos de tinta sobre este tema e incluso se ha hablado de que aún los blancos tienen un poder incomprensible sobre los negros y, por este motivo, la Academia se limita a ir a tiro hecho premiando lo más simple (Adele fue la artistas que más discos vendió en el pasado año) y no lo verdad musicalmente hablando como puede ser el disco de Lemonade de “B”. Una jugarreta que parece que se repite este año dado que en la gala del pasado 2016 también sucedió algo parecido al llevarse el premio Taylor Swift y no Kendrick Lamar.

Más allá de la polémica, definitivamente Beyoncé y Adele no son comparables. Incluso, diría que son dos diosas de la música que juegan en una liga universal pero que realizan trabajos totalmente diferentes. Por esta razón, entrar en quién lo hace mejor o, incluso, hablar de si la norteamericana cayó en desgracia y ya su carrera solo va cuesta abajo (lo he leído en algún que otro lado), parece una conclusión que no va acorde a la realidad que vivimos. Supongo que a veces hay que rellenar contenido y no se es objetivo con lo que se dice… Sin embargo, aparte de los premiados, que fueron muchos, considero que después de la noche del domingo, una de las artistas que más reforzadas salió de los Grammy fue justamente Beyoncé. Antes de contarles el porqué oigamos algo de lo nuevo que ha publicado. Nada más y nada menos que un tema junto a su marido Jay-Z emulando aquel Crazy in love igual que en otras tantas canciones.

Dj Khaled ft. Beyoncé & Jay-Z – Shining

¿Qué te parece? Si es que si hay alguna cosa que hace bien Dj Khaled eso es reunir cantantes para interpretar un tema y aquí obviamente la mezcla siempre es positiva. Bueno, siguiendo con el discurso sobre Beyoncé, es cierto que su último disco Formation no tuvo la repercusión, en cuanto a ventas de discos se refiere, que se esperaba. Por poner un dato, la exintegrante de las Destiny’s Child no vendió ni la mitad de lo que vendió Adele en 2016. No obstante, musicalmente hablando, si destripas su último trabajo, Beyoncé se desnuda literalmente delante del micrófono. En Lemonade da su imagen más íntima en la que hace referencia, incluso, a un amor en el que su pareja le es infiel y la trata como una cualquiera (por decirlo bonito) (las malas lenguas señalan que es una vivencia personal con su marido). Eso sucede en el tema Hold up pero su disco va mucho más allá, sobre todo cuando nos centramos en la defensa de la posición de las mujeres, principalmente negras, en la sociedad actual. Una situación que en pleno siglo XXI no es ni mucho menos de igualdad.

Beyoncé – Sorry 

Beyoncé sabe lo que hace, aunque prefiera utilizar Tidal para subir su música en vez de Spotify… Así lo ha demostrado una vez más en estos últimos días. Unas jornadas en las que el revuelo post-Grammy ha sido evidente y en las que la norteamericana ha aprovechado para publicar dos nuevos vídeos. Ambas grabaciones forman parte de su álbum visual, formato que usó Beyoncé para publicar su último disco (por si no lo sabes Lemonade se lanzó al público a modo de película), otro giro más en el que innovó “B”. Dos vídeos, Love drought y Sandcastles, que en dos días ya han registrado más de 1 millón y medio de reproducciones cada uno en Youtube.

Beyoncé – Love Drought

Beyoncé – Sandcastles

La estética de los vídeos es absolutamente impecable. Cada vídeo es una historia diferente en la que te introduces de lleno gracias a la narración de la propia Beyoncé. Sin duda alguna, es un pedazo de disco visual, en este caso. Llegados a este punto, ¿quién debió llevarse el Grammy a mejor disco del año? Pues sin saber contestar a ciencia cierta, la realidad es que recayó en Adele que también ha trabajado mucho y bien para conseguirlo. Aun así, lo que sí queda claro es que Beyoncé está más viva que nunca y que ni el embarazo de dos bebés le hace pararse. Con todo, ahora es tu momento de decidir si el premio a Adele debería haber ido a parar a Knowles o hacer lo que te dé la gana, que siempre es lo más importante.

¡A darle ritmo a la vida!

David H. Díaz

Graduado en periodismo y especializado en comunicación digital. En este magazine trato de satisfacer dos de mis grandes pasiones, escribir y hablar sobre R&B y Hip-Hop en inglés. Estilos musicales que comencé a escuchar desde muy pequeño y que cada vez son más importantes en mi vida. Espero que "Con Tinta Negra" sea un espacio para hablar sobre música no solo por mi parte sino también por la tuya.

COLABORADORES